sábado, 18 de junio de 2011

Glenn Medeiros

Aloha, amantes de lo bizarro. Antes de embarcarnos en una nueva excursión al lugar de retiro de quienes gozaron de fama y hoy bajan a por el pan sin altercados ni multitudes luchando por una fugaz mirada cómplice, les aconsejo que se pongan cómodos, vistan una camisa de flores, unas bermudas, unas chanclas, un sombrero de paja si lo tienen y naveguen por estas líneas entre sorbos de un cocktail de color chillón; entonces estaremos en condidiones de adentrarnos en la historia de otra isla, el paraiso terrenal, la isla del baile hula, de los leis o collares de flores, de Lilo y Stich, de las faldas de paja, del set de rodaje de "Perdidos", de los campos de lavanda (si lo comentan en "Modern family" para qué dudar del dato), de los complejos hoteleros de 5 estrellas y a la que Mecano cantaba equiparándola a Bombay (por la rima, claro, y es que no hay que olvidar la capacidad lírica y métrica del grupo a la hora de establecer rimas, recuerden los versos "no hay marcha en Nueva York y los jamones son de York" -sólo unos genios como ellos rimarían las palabras "York" y "York" de esa manera-). Sí amigos, hablamos de Hawaii, paradigma del turismo exótico desde que el archipiélago era conocido como las islas Sandwich, en honor al noble británico que sufragó la flota que llegó a sus costas por accidente comandada por James Cook allá por 1778.

De entre los personajes famosos originarios de Hawaii, nos encontramos con el todopoderoso Barack Obama, Bette Midler, Tia Carrere, Nicole Kidman (es un rumor bastante extendido en la red pese a que supuestamente es australiana), Steve Case, creador de AOL, Kelly Preston, un abuelo de Keanu Reeves y el sinpar protagonista de este post, Glenn Medeiros.

Glenn Alan Medeiros nace en la localidad de Lihue, en la isla hawaiana de Kauai, el 24 de junio de 1970. Como todo buen artista que merezca una entrada en este blog, Glenn empieza a demostrar sus dotes vocales cantando desde bien pequeño. Su madre, Dorothy, ama de casa, comenzó a enseñarle a cantar junto a sus tres hermanos, Robert, Sylvia (ambos mayores que él) y Sherry, la más pequeña de la casa. No es que fuesen los niños cantores de la familia Trapp, pero tuvieron una base musical, y de entre los cuatro vástagos del clan Medeiros sería Glenn el que más partido sacaría. Con la tierna edad de 10 años empieza a hacer sus pinitos en el mundo de la canción frente a una audiencia internacional, y es que acompañando a su padre, Robert, que trabajaba de conductor de autobús de una agencia de viajes que hacía tours por la isla para los turistas, ameniza con sus canciones las rutas, haciéndolas más placenteras a los viajeros. Poco tiempo después, con 14 años y la misma ocupación de amenizador musical, uno de los temas que sólía cantar a los turistas sería el que en unos años le reportaría fama mundial, "Nothing's gonna change my love for you". Y es que esta canción, contrariamente a lo que se piensa, no fue compuesta por él, ni siquiera fue el primero en cantarla. El tema fue compuesto por Gerry Goffin y Michael Masser en 1984 para George Benson, que lo incluiría en su álbum "20/20". La canción tuvo bastante éxito en Estados Unidos, pero más allá de sus fronteras pasó bastante desapercibido entre la ola de R&B que venía del nuevo mundo con artistas como Diana Ross, Lionel Richie, Roberta Flack o Barry Manilow.

Volviendo al jóven Glenn, este sigue desarrollando su carrera artistica en relación con el turismo, primero en el autobús de su padre, como hemos mencionado, y después en las áreas de descanso en las que paraban las líneas turísticas, compaginando esta labor con sus estudios en el Kauai's High School. 1986 es un año clave en su carrera musical, ya que en ese año se celebra un concurso de talentos organizado por el Kauai's Performing Arts Center (KAPC), en colaboración con el Kauai's High School, el "Brown bags to stardom" ("de las bolsas marrones al estrellato"). Cabe destacar que el término "brown bag" se refiere a las bolsas de papel en las que los estudiantes solían llevar la comida a los institutos estadounidenses y no al aluvión de obscenidades que se puedan pasar por la cabeza. Nuestro Glenn canta el archiconocido "Nothing's gonna change my love for you" de George Benson y gana el concurso. Gracias a la mediación de Arnold Meister, director del KPAC consigue los contactos necesarios para grabar un disco con una discográfica local. Quiso la fortuna que ese mismo año un ejecutivo de la radio KZZP de Phoenix, Arizona (a día de hoy franquicia de Kiss FM), decidiese pasar unos días de asueto en Hawaii, dándose la casualidad de que escuchase en una radio local la versión de Glenn Medeiros del tema de Benson. Inmediatamente, el ejecutivo nota el potencial del muchacho (aventuramos que sustituyeron sus pupilas sendos símbolos del dólar) y, tras llamar a la radio para interesarse por ese tal Medeiros, consigue ponerse en contacto con él.

Sea como fuere, el ejecutivo engatusa a Glenn, y prometiéndole el oro y el moro y la fama y gloria eterna, se le lleva a Phoenix para grabar un primer disco en plan profesional. A diferencia de otros artistas que en su día, tentados por el mundo de la fama, abandonraron sus estudios (algunos vanagloriándose de no saber hacer la O con un canuto), Glenn prefirió proseguir cultivando el espíritu en la Universidad de Phoenix, en donde, entre grabación y grabación, cursó estudios de Educación elemental (querido Watson). Hablando de estudios, en los de grabación (no se puede hilar más fino), tras varios meses de ensayos, producción, y postproducción, sale el primer disco, bajo el auspicio del sello discográfico Amherst. El nombre del álbum bien podría haber sido "Las aventuras y desventuras del pequeño ruiseñor hawaiano", pero la discográfica pensó en titularlo "Glenn Medeiros", así de simple, ignorando cómo en el futuro, en esto de internet, habría que recurrir a las ya clásicas  desambiguaciones de la wikipedia. El primer single del disco, lógicamente, iba a ser "Nothing's gonna change my love for you", y decir que lo petó sería quedarnos cortos. Vendió millones de copias, fue número uno en el Reino Unido, Irlanda, Canadá, Francia, Holanda y España y si bien en su día alcanzó el puesto número 12 en los charts de Estados Unidos, este tema logró colarse tiempo después entre los cuatro primeros puestos del U.S. Billboard Hot Adult Contemporary Tracks. Y todo eso mientras sonaba a todas horas por las distintas cadenas de radio en ese lejano 1987 y aún en 1988. ¿Quién no escuchó la melosa voz de Glenn en los 40 Principales de aquellos años? ¿Qué adolescente no la grabó directamente de las radios repetidas veces en cassette? ¿Qué moñas no la ha incluido en una recopilación casera de temas románticos titulado, también caseramente, como "Lentas"?

Ovbiamente, para acompañar el lanzamiento mundial de la canción, se grabó el correspondiente videoclip. Seguramente lo recuerden; él de blanco, ella de rosa; ambos caminan por la playa hacia el horizonte; ambos caminan por la playa desde el horizonte; ambos suben a un acantilado; él le jura su amor infinito; ella lo despeña; ella se lo piensa mejor y no lo despeña; ambos corren a cámara lenta por la playa (el día que alguien tenga los cojones de grabar un vídeo de una pareja corriendo por la playa sin cámara lenta de por medio se ganará mi admiración y respeto forever). Ah, también aparece un caballo y un atardecer, elementos indispensables en la trama. Para quienes lo recuerdan como para los que no, he aquí el hermoso vídeo, y no se corten a la hora de cantar el estribillo, para el resto, tarareen.

Ahora es cuando alguien dice "sí, y también grabó una versión en español". Ay, mi querido internauta, te daría la razón si la tuvieses, pero para tu información, no fue una, sino ¡¡dos!! versiones las que realizaría en castellano. Aunque el mismo Glenn Medeiros reconoce en algún foro desconocer el motivo por el que grabó dos versiones en castellano de la canción -con distintas letras-, la razón más plausible es que lanzase una para el público español y otra para el latinoamericano. He aquí las letras y el audio de ambas versiones, juzguen cuál corresponde a cada lado del charco.

Versión 1:

Solitarios cada uno por su lado,
nos hemos encontrado,
aquí estamos los dos,
y yo que te he buscado desde siempre,
no puedo ni creérmelo,
se ha cumplido la misión...
Dos ángeles buscándose,
que acaban encontrándose,
tú y yo, tú y yo
y una vida por delante...
Nada cambiará mi amor por tí,
pase lo que pase yo te quiero,
cuando se acabe el mundo,
yo seguiré al lado tuyo...
Nada cambiará mi amor por ti,
pase lo que pase, yo te quiero,
el tiempo cambiará seguro,
nada cambiará mi amor por ti...
Es que tú me miras diferente,
porque tú no eres gente,
no hay nadie como tú,
suerte que nos hemos conocido,
nos hemos comprendido,
juventud con juventud...
Dos ángeles buscándose,
y acaban encontrándose,
tú y yo, tú y yo,
y una vida por delante...
Nada cambiará mi amor por ti,
pase lo que pase yo te quiero,
aunque se acabe el mundo,
yo seguiré al lado tuyo,
Nada cambiará mi amor por ti,
pase lo que pase yo te quiero,
el tiempo cambiará seguro y,
nada cambiará mi amor por ti...

Versión 2:

Si tuviera que vivir sin tus caricias,
habrá melancolía,
yo se que habrá dolor,
al fin del mundo yo te seguiría,
no puedo estar sin tu calor,
pues sin ti no se quien soy,
jamás podré dejar tu amor,
no dudes nunca por favor,
bésame, te amaré,
no sabré llenar tu espacio...
Nada cambiará mi amor por tí,
siempre sentirás que yo te amo,
no quiero que te vayas,
te quiero así cada mañana...
Nada cambiará mi amor por ti,
siempre sentirás que yo te amo,
no puedo ver sin ver tus ojos,
nada cambiará mi amor por ti...
Sólo con mirarte fue tan facil,
abrir asi mi corazón,
fue tan natural,
solo con besarte fue imposible,
no dejarte de pensar,
te quiero cada dia más,
jamas podre dejar tu amor,
no dudes nunca por favor...
Bésame, te amaré,
yo sabre llenar tu espacio...
Nada cambiará mi amor por ti,
siempre sentirás que yo te amo,
no quiero que te vayas,
te quiero asi cada mañana,
nada cambiará mi amor por ti,
siempre sentirás que yo te amo,
no puedo ver sin ver tus ojos,
nada cambiará mi amor por ti...

Como comentábamos, el single primero y el álbum después se vendieron como churros y nuestro Glenn viajó por todo el mundo para promocinarlo. ¿Y qué vino después? Más promoción.

Agotado hasta la saciedad el tema "Nothing's gonna change my love for you", en 1988, esta vez con el sello MCA Records, saca un nuevo álbum, "Not me", que si bien pasó prácticamente desapercibido en el panorama musical internacional, en Francia fue un bombazo.
En su conjunto, el disco contaba con varios temas que otros artistas como Paul Anka o Michael Bolton ya habían popularizado, si bien contaba con un nuevo tema que mezclaba el inglés con el francés, "Un roman d'amitié (friend you give me a reason)". La historia del single es bonita bonita. A principios de 1988, Elsa Lunghini, cantante francesa de cierta fama en el país vecino por entonces, presentaba "Quelque chose dans mon cœur", el segundo single de su álbum debut, llamado igualmente "Elsa" (ya saben, si a lo largo de su vida descubren un fenómeno musical y quieren lanzarlo al estrellato, no se rompan la cabeza pensando el título del primer disco, hagan felices a los padres del fenómeno y estampen su nombre por duplicado en la portada, el triunfo está asegurado) en un programa de la televisión gala. El presentador del mismo, Jean-Pierre Foucault (hoy archiconocido por presentar en el país vecino la correspondiente versión de "¿Quién quiere ser millonario?"), quiso dar una sorpresa a la cantante e invitó al programa a nuestro Glenn, de quien Elsa se había declarado una fan acérrima en otro programa televisivo. Ambos conectaron, se hicieron amigos y plasmaron ese amor puro e inocente de la amistad en el dueto "Un roman d'amitié (friend you give me a reason)" [Una novela de la amistad (amiga/o tú me das una razón), tela marinera el traductor del google...]. El tema, compuesto por Robbie Buchanan, Diane Warren y Didier Barbelivien mezclaba inglés y francés, y, obviamente, contó con su correspondiente vídeoclip, grabado en Los Ángeles.

Como decimos, el tema fue un éxito en Francia, quien sabe si por esa mezcla idiomática que tan buenos frutos les daría a los Gipsy Kings unos años más tarde (nota mental: si no tienen la oportunidad de descubrir un fenómeno musical con el que forrarse, publiquen en Francia un disco mezclando distintos idiomas, ya me lo agradecerán). Fue número uno durante seis semanas seguidas, consiguió ser disco de oro, se mantuvo durante 25 semanas en la lista de los 50 discos más vendidos y se mantiene en el puesto 167 de los singles más vendidos en el país vecino. Ambos artistas incluyeron el tema en sus respectivos discos, recordemos, "Not me" de nuestro Glenn y "Elsa" de ídem. También grabarían otro single juntos, "Love always find a reason", que no obtuvo tanta fama y que sólo apareció en el álbum de nuestro protagonista. Sea como fuere los caminos de ambos se separaron, y mientras Elsa se pegaba una buena gira por su Francia natal a costa de "Un roman d'amitié (friend you give me a reason)" sustituyendo a Glenn por el solista Roger Secco, aquél haría lo propio y grabaría una nueva versión de la canción, esta vez totalmente en inglés, con la cantante Ria Brieff, cambiando el tono de amor amistoso del original por uno más íntimo y pasional, que, no nos engañemos, vende más.

Así a lo tonto llegamos a 1990, año en que publica un nuevo disco, "Glenn Medeiros 1990" (de nuevo, la incapacidad creativa de los responsables de la producción del álbum clama al cielo). Si este disco tiene su importancia es por varios motivos. El primero y más importante sería que el single "She ain't worth it" contó con la colaboración de Bobby Brown, que escribió el tema y lo interpretó a dúo con Glenn logrando un histórico primer puesto en las listas de ventas de Estados Unidos durante dos semanas en el verano de aquel año. Nótese, en el correspondiente videoclip, el cambio de registro del artista, más canallesco y bailarín.

También cabe destacar que el álbum supuso un cambio considerable en el estilo musical que hiciera famoso a Glenn Medeiros, ya que, sin dejar de lado un par de baladas, el conjunto del disco expira hip hop y funky que es una maravilla. Pero quizá lo más curioso de "Glenn Medeiros 1990" son las colaboraciones; junto con el ya mencionado Bobby Brown, colaboraron Ray Parker Jr. (aquél que cantaba el tema de culto "Ghostbusters" de la película Los cazafantasmas, de videoclip bizarro hasta decir basta) y tocando la guitarra en un par de temas el mismísimo -agárrense los machos- Robert Palmer.

Tras las giras de promoción del disco, Glenn aparca por un tiempo su carrera artística para dedicarse a estudiar Historia en la Universidad de Hawaii, en la que consigue licenciarse. Después de un par de años alejado del mercado musical, vuelve a aparecer en 1992, grabando el tema "Standig alone", a dúo con Thomas Anders (el moreno de los Modern Talking) que aparecería en el álbum "Down or sunset" de este último, que también tendría su videoclip.

Ya sin el éxito logrado con sus primeros discos, y tras una temporada promocionando esta última canción (con actuaciones al más puro estilo años noventero, sirva esta como ejemplo), sus siguientes trabajos logran una repercusión muy limitada. Así, en 1993 publica "The Glenn Medeiros Christmas Album", interpretando clásicos navideños y en 1995 "Sweet island music".

Sin la constante presión de la fama, Glenn se centra en su vida privada y contrae matrimonio con Tammy Amstrong en 1996, si bien no aparca su relación con la música publicando en 1999 el álbum "Captured", colaborando como coordinador musical en la serie "Los vigilantes de la playa en Hawaii" entre 1999 y 2001, y los discos "Me" de 2003 y "With Aloha", hasta ahora su último trabajo, de 2005.

Siguiendo con su vida personal, en febrero de 2000 nace su primer hijo, un niño, Chord Kaleohone y un año después, en mayo de 2001 una niña, Lyric Leolani (supongo, amigo internauta, que fliparás como el que suscribe con los nombres de los vástagos de nuestro protagonista, traducidos como "acorde" y "letra", y más aún sabiendo que los equivalentes del hawaiano de Kalehone y Leolani vienen a significar "voz dulce" y "voz celestial" respectivamente). En 2005 saca provecho a su formación académica y comienza a dar clases de historia en el instituto St. Joseph High School, en la Isla Grande de Hawaii.

Actualmente compagina actuaciones regulares en el hotel Hale Koa de Waikiki (traducido al cristiano "la casa del guerrero", será porque el titular del mismo es el Departamento de Defensa de Estados Unidos), con su profesión de profesor en el instituto Maryknoll High School, de Honolulu, donde enseña historia de los Estados Unidos. Según más de un comentario registrado en foros de dicha institución, Glenn Medeiros, aparte de ser un tipo encantador y apasionado con su trabajo, para hacer más amenas las explicaciones, tira de guitarra y ha llegado a cantar canciones de Elvis para explicar el devenir histórico de los años 50 en el país del Whopper, vamos, lo mismo que nos hacían a nosotros en la extinta E.G.B.

Para la mayoría, Glenn Medeiros sólo es y será conocido como el intérprete del archiconocido nacinsgonacheinmailoforiu, y por más veces que haya tenido que interpretarla, nunca ha renegado del tema que le reportó sus buenos años de fama mundial y siempre se ha mostrado agradecido con quienes le ofrecieron la oprtunidad de hacer de dicha canción algo propio. Y es que quién sabe qué hubiese sido de su vida si este tema no se hubiese cruzado en su camino, aventuramos quizá una aparición en la sombra en algún programa al estilo "Madrileños por el mundo" amenizando la velada de una pareja de Chamberí en plena luna de miel hawaiana.


Próximamente: Sonia y Selena.

5 comentarios:

  1. Qué grande jeje. Pues a mí en la portada del single "She ain't worth it" me recuerda un poco a Bisbal ¿no le da un aire con esa cabeza arriba y ojos cerrados buscando profundidad en sus sentimientos? xD

    Ohhhhhhh qué ven mis ojos!! He leído el próximamente!! Mi vida no tendrá sentido hasta la próxima edición, estoy más nervioso que un niño la noche de los Reyes Magos!!!!

    ResponderEliminar
  2. hay que ver que mal sientan las playas paradisiacas y los coconuts, por favor, que decadencia y pensar que quería casarme con él, por Diós, si reuno a todos mis ex juntos, seguro que no hay ninguno tan fastidiado como él.Parece mentira que sólo tengaa 41 años. Un tio como este te lo encuentras tomando cervezas en cualquier bar a partir de las 9 de la noche, jejejejeje

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado el reportaje. Gracias. Por cierto ¡qué cambio!. ¡Cómo se estropean los cuerpos con el tiempo! como dijo nuestra queridísima Lina Morgan.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Conocía sólo la VERSIÓN 1, me topé con la 2 y me dio curiosidad... ¡Gracias por la información! :D

    ResponderEliminar