jueves, 31 de marzo de 2011

Iván

Juan Carlos Ramos Vaquero (Madrid, 17/07/62), más conocido por su nombre artístico, Iván, fue uno de los cantantes cuya imagen adornó, a principios de los 80, miles de carpetas y, en forma de póster, habitaciones de adolescentes ibéricas. Hasta su salto a la fama en 1979, creció y vivió en el barrio de San José de Valderas de Alcorcón, municipio en el que también hemos tenido el honor de ser vecinos de personajes como Maribel Verdú, Fernando Esteso, Juan Barranco, Ángel Arroyo, Tomás Zori, Inma del Moral, Don Basilio y una bailarina de las Mama Chicho.

Agraciado como era el muchacho, y como no se le daba mal cantar, un compañero del colegio de los Trinitarios en el que estudiaba, Miguel Angel Miñano, que realizaba ilustraciones y carteles para la Cadena Ser, le presenta a Joaquín Luqui y a Toni Genil (que por entonces, lejos de ser el peripatético personaje al que hoy estamos acostumbrados, era uno de los productores musicales más importantes en España), quienes le consiguen una actuación en un festival benéfico organizado por la Cruz Roja en Madrid en 1979. El éxito que consigue con dicha actuación hace que varios periodistas musicales congregados en el auditorio se interesen por él, llegando a presentarle a la discográfica CBS España, con la que firma un contrato con tan sólo 17 años de edad. Por esta época, las compañías discográficas españolas habían comenzado a explotar el fenómeno del "cantante follapavas", jovenzuelos de buen ver y que volvían locas a las mozas, lo que no significaba que no cantasen bien o que sus canciones no fuesen dignas de pasar a la historia, ahí teníamos a Miguel Bosé, a Pedro Marín o al mítico Bruno (aunque este último fuese un personaje ficticio -interpretado por el cantante real Gonzalo, que llegó a participar en el festival de la OTI- en un capítulo de "Verano azul", hay que ver lo bien que ejemplificaba este fenómeno...). Sólo faltaba un detalle antes de sacar un disco al mercado y era el nombre de nuestro protagonista, y es que, según la discográfica, era necesario cambiárselo, básicamente porque coincidía con el del jefe de Estado de España, símbolo de su unidad y permanencia, a quien corresponde arbitrar y moderar el funcionamiento regular de las instituciones y representar a España, además de detentar las funciones que le atribuyan expresamente la Constitución y las leyes. Vamos, el rey mismo. Y no es que Don Juan Carlos I fuese un modelo a evitar, vive Dios, pero claro, podría suponer una falta de respeto a la monarquía por ponerle a la altura de una profesión tan bohemia como es la de la música. Así que, gracias de nuevo a la ayuda de Miguel Ángel Miñano, su compañero de colegio, quien le propone su nuevo nombre artístico, Iván (suponemos que por la traslación de la J y la U del nombre al latín -si tienes, amigo internauta, una teoría distinta compártela con nosotros-), comienza el mito. Para la promoción del que sería su primer disco, "Iván" (no se quedaron calvos), CBS España se gasta 7 millones de pesetas de 1979 (a día de hoy supondrían unos 150.000 € -por las variaciones en el IPC, la inflación, el redondeo del euro y un cálculo aproximado del precio de un cartón de leche entre esos dos años, economía pura y dura). El 9 de febrero de 1980 presenta en directo el primer single del álbum, "Sin amor".

El tema es una versión de la canción "Dschingis Khan", del grupo alemán igualmente llamado Dschingis Khan (traducción al idioma de Goethe del nombre del emperador mongol más famoso de todos los tiempos) adaptada al castellano por el polifacético compositor Luis Gómez Escolar. El grupo original presentó la canción al festival de Eurovisión en 1979 representando a Alemania y consiguió quedar cuarto clasificado, contando con los 12 puntos que les dimos desde España, que presentaba a una Betty Missiego que ocupó con "Su canción" un meritorio segundo puesto.

Aunque poco tiene que ver con el tema que tratamos, más allá de comprobar las sutiles diferencias entre las dos interpretaciones - la de la formación alemana y la de Iván-, no me resisto a incluir el vídeo del tema original; esto es una señora actuación eurovisiva, quién sabe cuántos festivales ganaríamos si tomásemos como ejemplo puestas en escena como la de los desde ahora grandes Dschingis Khan.

Si tras el visionado del vídeo puedes seguir leyendo, y volviendo a la historia de nuestro protagonista, el disco -grabado en Londres- tuvo una cálida acogida por parte del público adolescente, por lo que la maquinaria de la discográfica saca dos singles más, "Por una vez más" y "Soñarte", que apenas tuvieron tiempo para despegar porque ya a mediados de 1980 se prepara el segundo trabajo de "Iván". "Iván 2" hubiera sido un buen título, pero CBS se decanta por el sugerente "A solas", que ya explota sin disimular un tono románticón que atiende a los anhelos de las adolescentes. Con este disco comienza el fenómeno fan de Iván (que come pan con flan vestido de tartán y tafetán en una Van de Nissan, ¡toma ya!), no ya sólo en España, ya que el disco desembarcó a la par que lo hacía aquí en sudamérica, logrando una gran aceptación en países como México, Chile o Perú. "Te quiero tanto" es el primer sencillo de "A solas" y el primer gran éxito de Iván, compuesto, por cierto, por el gran José Luís Perales.

A pesar de que "Fotonovela", de la que hablaremos más adelante, fue su tema más famoso, la enorme cantidad de fans que aún hoy pueblan algún que otro foro, recuerdan "Te quiero tanto" como una de las mejores canciones del artista. En esta ocasión la discográfica sí supo sacarle partido al disco, ya que si el primer álbum fue el que dió a conocer a Iván, "A solas" pretendía mantenerle presente tanto en las listas de ventas como en las fantasías de las adolescentes. De este modo, sacaría dos singles más además de "Te quiero tanto",  "Te agradezco" y "Es". Sus actuaciones en televisión son cada vez más continuadas, como en el programa "Aplauso" de Televisión Española o "Noche de gigantes" de Chile Televisión, en los que actuación tras actuación va desgranando los temas del disco.

Tras dos años de promoción y con las ventas subiendo, Iván saca, en 1982, su tercer disco, "Tiempo de Iván", acertado título pues cada vez con más asiduidad aparece en televisión, sobre todo en "Aplauso". Tras dos sus primeros discos, en los que prima una imagen más inocente del artista, en "Tiempo de Iván" priman temas más superficiales, como "Oh, Gaby", primer single del disco, en el que Iván adopta una pose más desenfadada, como se puede ver en sus actuaciones.

El siguiente single será "Bajo los caracoles de tus cabellos", de nuevo un tema romántico, pero alejado de las baladas clásicas, en el que priman unos arreglos muy cuidados, y es que no hay que olvidar que la discográfica apostó fuerte por el disco, y evidente como era el éxito que Iván estaba consiguiendo -no ya solo entre las féminas, sino en todo el espectro de público adolescente por canciones cada vez más enfocadas hacia ese público- existió la preocupación de presentar un álbum que, si bien había perdido ese toque dulzón en la mayoría de sus temas, buscaba una proyección mayor del cantante. De igual forma que ocurre con "Te quiero tanto", los fans que a día de hoy piden a Iván un regreso a los escenarios, señalan "Bajo los caracoles de tus cabellos" como uno de sus mejores temas.

Entre "Tiempo de Iván" y el siguiente disco del artista existe un paréntesis en su carrera musical, ya que es llamado a filas, cumpliendo el servicio militar obligatorio en la Compañía de Operaciones Especiales COE 21 en Tarifa, residiendo entretanto en la urbanización de El Cuartón, de la misma localidad.

En 1984, una vez cumplido su deber para con la seguridad nacional, prepara su cuarto trabajo, que supondría su mayor éxito, "Baila". La CBS trabajó para que el álbum tuviese todos los elementos necesarios para lanzarlo al mercado internacional, no ya a Iberoamérica, donde ya era conocido, sino al resto del mundo, con especial atención a Europa. Para ello, Iván contó con la colaboración del productor Pedro Vidal Ñaco, de dilatada carrera en el mundo discográfico pues había trabajado ya en Hispavox y Virgin con excelentes resultados. Junto con Luís Gómez Escolar de nuevo (que puede presumir de haber compuesto más canciones en España que nadie, desde temas para Enrique y Ana, como para Cecilia, pasando por Julio Iglesias, Mocedades, La charanga del Tío Honorio, el Dúo Dinámico y un largo etcétera), se prestó especial atención a las letras y a los arreglos para que el disco supusiese el bombazo que supuso.

Tras grabar "Fotonovela", su tema más conocido, en los estudios Doublewtronics de Madrid, Iván se desplaza a Milán, a los míticos estudios Excalibur (donde grabarían otros artistas españoles, como La Unión o Alejandro "muertealapiratería" Sanz), donde trabaja con los compositores Claudio D'Onofrio, Giorgio Vanni, Dominic Bugatti y Frank Musker y con músicos de estudio italianos.

El álbum aprovecha el tirón que la música disco tenía en las pistas de baile de toda Europa, sobre todo el género del italo-disco. En este estilo musical no sólo estaban enmarcados cantantes italianos (como Pino D'Angio o Righeira), sino que aglutinaba también a solistas o formaciones de otros países centroeuropeos como Alemania (Modern Talking, Kraftwerk), Francia (Desireless) u Holanda (C.C. Catch). En España no hubo ningún caso de formación o solista dedicado plenamente al género, sino que los que ya existían optaron por los gustos del mercado; así, y dentro del fenómeno adolescente, nos encontrábamos con Miguel Bosé ("Super Super Man") o Pedro Marín ("Tú serás sólo mía"). Sin embargo será Iván el que mayor éxito coseche con el primer single de "Baila", "Fotonovela".

Este tema, con los clásicos arreglos de synth-pop tan de moda en aquellos años, sigue siendo el más conocido del cantante, básicamente por el arrollador éxito que consiguió nada más salir al mercado. Llegó a vender 4 millones de copias sólo en España (lo que suponía que 1 de cada 10 españoles compraron el disco) y 2 millones más en el resto del mundo (Europa, Iberoamérica y Japón principalmente). Fue número uno en España, Francia, Alemania, México o Perú (donde se utilizó la canción como cabecera de la telenovela "Carmín") y logró colarse en los top charts de países como Japón o Rusia. La canción sonó y sonó en las pistas de baile de medio mundo, y a modo de curiosidad, en Rusia -por entonces la URSS- se pensaba que Iván era italiano, creencia que aún circula por la red en websites de países de la antigua Unión Soviétia.

Sin dejar que los ecos de "Fotonovela" se extinguiesen en las discotecas, Iván saca su segundo single, el que le da nombre al disco, "Baila".

Antes de hablar del estilismo del que se hace gala en el vídeo, acudan a sus álbumes de fotos, retrocedan a las que retrataban aquellos años y finjan sorprenderse. Este tema también gozó de gran éxito en Europa y fue elegido como canción oficial de la vuelta ciclista a España de 1985, hecho que también le dio proyección internacional. Iván sacaría un tercer y último single de "Baila", "Pon la radio", que si bien sonó bastante en el medio al que hace referencia, no consiguió el éxito de los dos temas anteriores. Si no se sacaron más singles se debió al largo recorrido que tuvieron los dos primeros y por el interés de CBS en sacar un nuevo disco. Entretanto, Iván actuó para televisiones de media Europa y en España acudió un par de veces al archiconocido programa "Tocata", en Televisión Española, que había sustituido un par de años antes a "Aplauso".

En 1986 saca su siguiente trabajo, "Hey mademoiselle", producido por Julián Ruiz. Ruiz, además de locutor radiofónico con solera en los 40 Principales, trabajaba en el mercado discográfico como productor de grupos como Burning, Miguel Ríos, Danza Invisible, Alaska y los Pegamoides, la Orquesta Mondragón, Tino Casal o Azul y Negro. Estos dos últimos habían conseguido bastante éxito con fórmulas musicales electrónicas, y dada la importancia de la aplicación sistemática de sintetizadores en la música que había sentado las bases del disco anterior de Iván, Ruiz iba a ser el productor perfecto. Sin embargo, no logrará el éxito de "Baila", que había sido descomunal. El primer single es el que da nombre al disco, "Hey mademoiselle", es recibido positivamente por el público, aunque, como decimos, sin el delirio del disco anterior.

Del resto del álbum, cabría rescatar una versión de una de las mejores canciones de todos los tiempos, "Starman" de David Bowie. En su día funcionaría, pero esos sintetizadores atronadores, y sobre todo, esa españolización de la letra... quédense con la frase "Soy Staaaarman, soy de otro lugar, la vida no se acaba ni en Finlandia o Gibraltar...".

Es por esta época en la que, según los mentideros, tiene un affaire con la mítica Leticia Sabater, que por entonces había trabajado como modelo para la vuelta a España (las que le dan dos besos al ganador de la etapa en el pódium mientras permitían que este les manosease sus santas posaderas, por lo menos antes esto ocurría) y como figurante en el Un, dos, tres. En fin, en caso de que el rumor fuese cierto, los dos eran jóvenes, guapos (de jóvenes, reitero), uno en la cima del éxito y la otra en la línea de salida de la fama, así que qué diantres, que viva el amor.

Las ventas de "Hey mademoiselle" finalmente no son los suficientemente satisfactorias para la CBS, quizá porque esperaban un éxito parecido al del disco anterior. Aún así, en 1988 saca su siguiente trabajo, "Más difícil" con tan sólo un single "O-a", que la discográfica ni promociona, lo que significa que sólo los muy fans del cantante se interesasen por él.

Viendo que su estrella se estaba apagando, debido en gran medida a los designios de las discográficas, que ya hemos visto su forma de actuar en estos casos, Iván decide invertir su tiempo y sus esfuerzos en el ámbito de su vida privada. Así contrae matrimonio con Kate Cohen, una chica australiana con la que tiene, en 1992, su primera hija, Nathalia. A modo de curiosidad, esta última, Nathalia Ramos, decidió hace unos años dedicarse al mundo del cine y la televisión, y en 2007 fue una de las protagonistas de la película "Bratz",producción teen que tuvo a bien eliminar el tufo chonil de las muñecas en las que se basó. Quizá fuese la paternidad el motivo por el que Iván lanza un nuevo disco en ese mismo año, el 92 olímpico que tantos hechos históricos nos ofreció, como ya hemos visto en un post anterior. "Vuelta a casa" fue el título del álbum, publicado por el sello independiente Rosa Records. El disco no tuvo lanzamiento internacional y la ínfima promoción del mismo hace que ninguno de los 10 temas que lo componen fuese sacado como single.

En 1994 Iván se traslada a vivir de Madrid a la ciudad natal de su mujer, Melbourne, donde nace su segundo hijo, Michael. Dos años más tarde, el clan de los Ramos se traslada de nuevo, esta vez a Miami, donde colabora componiendo y haciendo arreglos para otros cantantes bajo el sello "JCK Musik" que él mismo crea. En 2002 sacaría un nuevo disco, "Versos diversos", con 13 nuevos temas y publicado por el sello Caliope Music. Si bien la distribución de este álbum es discreta, en multitud de foros, quienes fueron sus más acérrimos fans se congratulan por un trabajo muy cercano al intimismo de sus primeros discos.

Hoy en día Iván -sin ese sello de identidad que tuvo en los 80, el pelazo, ya que luce rapado como nueva imagen-, vive junto con su familia en Los Ángeles, y su relación con la música es meramente casual, si bien sigue tocando la guitarra, componiendo algún tema que otro y anunciando un puñado de conciertos para mediados de 2011 en Estados Unidos. Además de estas actividades, ha compaginado su faceta artística con otras ocupaciones, como entrenador de varios equipos de fútbol infantiles, y es que, a modo de curiosidad, en sus años mozos militó en las filas del equipo juvenil del Real Madrid. Su buena legión de fans -que aún conserva- siguen animándole para que vuelva a los escenarios, cosa que Iván ha agradecido públicamente en más de una ocasión por ese cariño que le siguen profesando quienes una vez forraron sus carpetas con su foto, quienes alguna vez bailaron o tararearon sus canciones y, qué demonios, quienes han creado un post sobre su persona en un blog como este.


Próximamente: Glenn Medeiros.

8 comentarios:

  1. Buen trabajo.En general acertado,salvo algunos detalles. Por ejemplo,al festival de cruz roja en mayo del 79, me invito Luis Zarza , padre de un compañero de mi equipo de fútbol y que era realizador de tve.Nada tuvieron que ver el bueno de Luqui o Genil.
    El nombre IVAN,no lo invento mi amigo Miguel A Miñano,pero si me ayudo a diseñar la firma.
    Y bueno, pues nunca he dejado la música,solo los escenarios y trabajo diariamente en mi estudio.
    Estos días ademas estoy ensayando con mi banda para mi gira que espero que me lleve a varios países entre ellos España(si la economía lo permite),pero no será por falta de ganas.
    HALA MADRID!!!!
    UN ABRAZO
    IVAN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperamos volver a verte en los escenarios.

      Eliminar
    2. Te quiero IVAN!!! ARRIBA JUAN CARLOS RAMOS!!! DE NUEVO ES TIEMPO DE IVAN!!

      Eliminar
    3. ¿Es cierto eso que dicen que Iván y Gonzalo se odiaban a muerte y que varias veces llegaron a las manos en discotecas y platós de televisión?.

      Eliminar
  2. IVAN,TOD@S TUS FANS ESTAMOS DESEANDO QUE VUELVAS A LOS ESCENARIOS,SABES QUE TE APOYAMOS Y TE APOYAREMOS SIEMPRE,QUEREMOS VOLVER A BAILAR TUS CANCIONES,PORQUE CON ELLAS NOS HARAS SENTIRNOS FELICES Y TU HABRAS CUMPLIDO TUS SUEÑOS DE VOLVER A CANTAR ......ANIMO!!! SABES QUE DESDE SIEMPRE,ESTAMOS ENCADENADOS A TU CORAZON,,BESOS..

    ResponderEliminar
  3. ASI ES IVAN TUS FANS DE TODAS PARTES DEL MUNDO ESPERAMOS VERTE PRONTO EN LOS ESCENARIOS,TE ESPERAMOS EN CHILE AHI ESTAREMOS PARA DISFRUTAR DE TODA TU MUSICA Y ENCATAD@S DE VERTE,ABRAZOS DESDE ACA.

    ResponderEliminar
  4. IVAN que decirte que no sepas ya? Sabes que te quiero muchisimo y que llevo mi nombre en honor a ti. DECIR QUE NO TODAS AQUELLAS PERSONAS QUE FORRARON SUS CARPETAS LE RECUERDAN... YO TENGO 26 AÑOS Y SOY FAN DE IVAN DESDE QUE TENGO 7, YO NO VIVI ESA EPOCA Y AUNQUE NO FORRE LAS CARPETAS FORRO LAS PAREDES DE MI CASA CON CUADROS DE EL Y HAGO VERSIONES SUYAS CON MI GRUPO EN DIRECTO PARA PROPAGAR SU LEGADO MUSICAL.

    MI VIDA SIN SU MUSICA NO HUBIERA SIDO IGUAL,TU VOZ ME DA ALIENTO Y TUS CANCIONES ESPERANZA, SIGNIFICAS MUCHISIMO PARA MI Y ES UN HONOR SUBIRME CADA NOCHE AL ESCENARIO A HOMENAJEARTE E INCLUSO SER EL PRESIDENTE DE SU CLUB DE FANS. ASI QUE LA MUSICA NO ENTIENDE DE EDADES NI DE GENERACIONES, IVAN ES UN ARTISTA INMORTAL Y UN ICONO EN LA MUSICA POP ESPAÑOLA, SIEMPRE A ESTADO AHI Y SIEMPRE ESTARA, MI CORAZON SIEMPER ESTARA LIGADO AL TUYO POR QUE DESDE QUE NACI SU QUE JUNTO A TI Y TU MUSICA " CAMINAMOS JUNTOS " TE QUIERO IVAN, TUS FANS Y FOTONOVELA XXI. Y POR SUPUESTO¡¡ VIVA CORAZON ENCCADENADO!! SU NUEVO EXITO !!

    te quiere y adora- IVAN GONZALO.

    ResponderEliminar